Parvovirus: por qué es importante vacunar a tu perro

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

El parvovirus es una de las enfermedades más graves que pueden afectar a los perros. Es más común que ocurra en cachorros, que además de ser los que más fácilmente se contagian, son quienes desarrollan los casos más graves de enfermedad. Por desgracia, no es raro que la enfermedad tenga consecuencias graves y provoque la muerte en animales jóvenes.

Normalmente la enfermedad se contrae antes de tener todas las vacunas. Lo ideal es que un cachorro se empiece a vacunar a las 6-8 semanas y que se le pongan hasta tres dosis de parvovirus. Generalmente se empieza por una vacuna muy suave sólo contra parvovirus (a veces es combinada con el virus del moquillo), y según el animal va creciendo se pondrán otras dos dosis de vacunas más fuertes que combinan más enfermedades.

¿Qué es el parvovirus?

El parvovirus es una enfermedad causada por el virus CPV (Canine Parvo-Virus), que ataca a las células que crecen más rápido y daña gravemente el intestino, las células sanguíneas e incluso el corazón de los cachorros.

Síntomas del parvovirus

Al principio de la enfermedad algunos perritos tienen sólo algo de fiebre y están muy tristones. Más vale prevenir que curar y consultar con un veterinario, especialmente si el perro es aún un cachorro y aún no completó el calendario de vacunaciones. Cuanto antes detectemos la enfermedad, mejor. Los síntomas que puede provocar esta enfermedad incluyen:

  • Muerte súbita por parvovirosis cardíaca
  • Diarrea con sangre
  • Apatía: el perrito está triste y no quiere moverse ni jugar
  • Anorexia: no quiere comer nada
  • Vómitos
  • Pérdida de peso rápida
  • Fiebre
  • Según progresa la enfermedad, hipotermia (se queda frío)

Hay que tener en cuenta que además hay razas de perro que, por alguna razón, son mucho más sensibles a esta enfermedad:

  • Rottweiler
  • Doberman
  • Pinscher
  • Pastor alemán
  • Pitbull

¿Siempre que un cachorro tenga diarrea puede ser parvo?

Siempre debemos descartar el parvovirus lo primero, porque es muy grave. Normalmente se utiliza un test combinado de coronavirus, que da síntomas parecidos pero es mucho más suave e incluso puede ser tratado en casa en algunas ocasiones.

Es importante saber que aunque tenga todas las vacunas, nuestro perro podría contagiarse, aunque sus síntomas serían mucho más suaves.

También hay que pensar que los cachorros son muy sensibles a los parásitos como las giardias y que tienen la mala costumbre de comer lo que no deben. A veces la causa de la diarrea o el malestar es que se ha comido una camita o un palo.

¿Se puede salvar mi cachorro si tiene parvovirus?

La probabilidad de que se salve depende de las circunstancias:

  • Los cachorros de las razas predispuestas suelen tener menos probabilidades de sobrevivir
  • A mayor edad del cachorro, más probabilidad de sobrevivir
  • Cuanto antes se detecta la enfermedad, mejor es el pronóstico
  • A mayor número de vacunas, mejores defensas contra la enfermedad
  • La probabilidad de supervivencia tratando al cachorro en casa es muy baja, son necesarios cuidados intensivos
    Los veterinarios van a hacer todo lo posible por salvar a vuestro perro, pero son necesarios muchos recursos:

  • Hospitalización constante

  • Fluidoterapia intravenosa

  • Alimentación especial (frecuentemente a través de sonda)

  • Medicación intravenosa contra los vómitos y para proteger de infecciones bacterianas

  • Análisis de sangre y controles sanguíneos diarios (debemos saber si hay anemia o bajada de proteínas por si es necesaria una transfusión)

  • Transfusiones de sangre y/o suero

  • Cuando los recursos lo permitan, uso de antivirales como el interferón omega. Es el único tratamiento que actúa contra el virus y no para tratar los síntomas.

  • Son necesarios cuidados constantes para limpiar al perrito y tenerlo protegido del frío si tiene la temperatura baja (se suelen usar lámparas infrarrojas)\

    Medidas importantes para evitar el contagio de parvovirus

El parvovirus es una enfermedad que no se contagia a los gatos, tampoco a las personas, pero es muy muy contagiosa para otros perros. Debemos aislar a nuestro cachorro para que no entre en contacto con ningún otro perro, mucho menos con otros cachorros.

Este virus tan pequeño (por eso se llama parvo), es de los más resistentes que hay. Para matarlo se debe limpiar en profundidad y después dejar lejía haciendo efecto durante unos 10 minutos. También existen productos especializados, pensados sobre todo para las clínicas. Consulta con tu veterinario si tienes dudas sobre cómo desinfectar correctamente tu casa o el lugar donde estaba el perro.

Es mejor no intentar lavar mantas, ni toallas, ni camitas porque no las vas a poder descontaminar bien. Deshazte de ellas.

A la hora de desinfectar, es muy importante tener en cuenta algunos puntos:

  • Nunca mezcles lejía con amoniaco, es tremendamente tóxico
  • La limpieza en profundidad se debe hacer con jabones y a temperaturas altas
  • La lejía se debe usar fría, con las altas temperaturas se inactiva
  • Primero limpiaremos la zona y después desinfectaremos
  • Aisla al cachorro o perro con parvovirus durante 1-2 meses, puede ser una fuente de contagio para otros perritos

Si tienes la mala suerte de tener un cachorro con parvovirus, no vuelvas a meter un cachorro en casa (a ser posible ningún otro perro) en al menos 6 meses. Por mucho que desinfectemos, nuestra casa puede seguir contaminada y nos arriesgamos a volver a pasar por el mal trago de nuevo.

La vacunación es la diferencia entre la supervivencia o no. Los cachorros que aún no tienen todas las vacunas no deben salir al parque, ya que, al ser tan resistente el virus, corremos mucho riesgo. Recuerda que la vacuna no hace efecto inmediatamente y debes esperar una semana a que la última dosis sea eficaz.