¿Por qué mi gato me muerde la cara y los pies? ¿Cómo lo evito?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los gatos pueden llegar a dar mordisquitos, pero nunca darlos sin motivo. Pueden morderte un poco la nariz, las piernas e incluso cuando duermes, pero siempre lo hacen porque quieren expresar algo. En algunos casos es una muestra de afecto, en otros es una forma de pedirte que lo dejes en paz. Puede estar jugando pero también es posible que se trate de un problema de comportamiento.

Lo que nunca has de hacer es enfadarte con el tuyo o enfrentarte a él. Muchos cuidadores nos preguntan cómo regañar a sus gatos cuando les muerden, pero no es bueno hacerlo, ¿y por qué? Pues porque esa dentellada es una respuesta emocional y natural a algo, es una manera de expresarse. Lo que tenemos que lograr es comprender a qué se debe su actitud y actuar en consecuencia. No olvides que la mejor opción es siempre visitar a un etólogo y realizar un examen de su comportamiento.

En Barkibu contamos con etólogos expertos. Podremos darte una respuesta a tus consultas y recomendarte a un especialista en tu ciudad para que te ayude en caso de que tu gato tenga un problema de agresividad relacionado con un trauma o con su carácter.

¿Por qué mi gato me muerde cuando lo acaricio?

El caso más común de mordisquitos en gatos se produce cuando lo estás acariciando. Pueden producirse por varios motivos: puede que ya no quieran más mimos, que se hayan puesto nerviosos por el exceso de atención o que no les estés acariciando cuando quieres o que les estés haciendo daño.

No a todos los gatos les gusta que le toquen en los mismos sitios, por lo que no es correcto generalizar. Sin embargo, lo común es que sí les gusta que les toques y les mimes en la parte superior de la cabeza o en la base de la cola. Tocarles demasiado las patas, el abdomen o en una zona próxima a los genitales, no es una buena idea. No es que les apasione que le mimen tocando el lomo, pero cada gato es un mundo que tienes que conocer.

Puede que no sea un problema de la zona, sino de la presión que estás ejerciendo o de la duración. Te recomendamos que aunque te dé un mordisquito, no te agobies, tan solo apúntate que la próxima vez probarás con otra zona, durante menos tiempo y cuando tu gato te lo reclamo, no cuando tú quieras.

¿Por qué mi gato maúlla y me muerde?

Hay que distinguir dos tipos de mordiscos, los que son más suaves y los que son fuertes y vienen acompañados de gritos, maullidos y malas caras. Si te muerde suavemente, está jugando. Si lo hace con violencia, puede que esté estresado, esté molesto y quiere que le dejes solo. Hay dos posibilidades más. Si se ha dado un golpe y le tocas ahí donde se ha magullado, responderá mal.

Si no ha aprendido a socializar bien o si tiene alguna enfermedad que lo hace estar incómodo, también puede llegar a morder. Pero en la mitad de los casos suele ocurrir que nosotros queremos mimarle pero ellos quieren estar a lo suyo.

Esto es importante. A muchos cuidadores novatos se les olvida que los gatos no son juguetes, que son seres vivos con sus necesidades. A diferencia de los perros, ellos no se entregan a su humano al 100%, suelen reclamar su independencia, más tiempo para estar solos y para acicalarse a su gusto.

¿Qué puedo hacer si mi gato me muerde?

Lo primero es cambiar tu manera de interactuar con él. A la hora de jugar a su lado, no le acerques elementos de tu cuerpo que pueden llegar a ser mordidos. Esfuérzate en conocerlo; recuerda que esto no trata de ti, sino de él. Ayúdale a cansarse y a disfrutar con juegos con los que disfrute. Cuando quieras acariciarlo, hazlo en los momentos que él te pide. Si se te acerca ronroneando, lo tocas y aún así te muerde, aprende a tocarlo como él quiere y no lo agobies.

Poco a poco, irás descubriendo la forma correcta de darle amor sin que reaccione mal. De todos modos, no fuerces la situación. Si crees que necesitas regañarlo es porque el problema es más grave que este del que te estamos hablando. En ese caso, no vale la información que te damos aquí y tendrás que acudir a un etólogo de tu zona. Déjanos una consulta y será respondida por un profesional especializado en comportamiento gatuno.