¿Por qué mi gato tiene sangre en la oreja y un globo?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

¿Tu gato tiene un globo en la oreja y sangre? Posiblemente se trate de un otohematoma. No te preocupes, suele ser un proceso benigno. Se puede tratar con y sin cirugía, pero no debes aplicar tratamientos caseros, el motivo es que si tiene este hematoma en la oreja lo más posible es que también tenga una otitis.

Las infecciónes de oídos en gatos se producen, comúnmente, por culpa de un ataque de ácaros. Estos parásitos externos abundan en ambientes sucios o poco cuidados. Si la zona en la que tu gato descansa y duerme no está cuidada y es, por ejemplo, un trastero, puede que los ácaros le ataquen.

Mi gato tiene un globo en la oreja

Esta enfermedad en las orejas de los gatos comienza con el ataque de los ácaros. Lo más habitual es que estos parásitos también le provoquen dermatitis en el cuello, en los pabellos auditivos y la cara, así como secreciones. Si el ataque se convierte en una infestación de ácaros, le empezará a salir pus y puede ir a más.

Los ácaros crean infecciones bacterianas muy fuertes y dolorosas, que podrían llegar a producirle fiebres y atacar con dureza el oído de tu gato.

Mi gato tiene una oreja muy roja

El dolor, el picor y el malestar hará que tu gato se frote con todo lo que tiene alrededor. Golpeará y rascará su cabeza contra las paredes y el suelo y se la frotará. De esa forma, la oreja se la pondrá muy roja. Es decir, si notas que tu gato se rasca mucho las orejas y tiene costras, lo más posible es que tenga una otitis.

Cuanto más se frote y se rasque con sus uñas felinas, más daño se hará. Llegará un momento que se provocará un hematoma que se presentará en forma de globo y sangre. Si se lastimó tu oreja de este modo, tienes que hacer lo siguiente:

  1. Ve al veterinario: el médico le limpiará la oreja, le retirará todo el pus y aplicará insecticidas específicos para los ácaros. Le recetará un tratamiento que matará a todos los que hay e impedirá que sigan reproduciéndose
  2. Le recetará antibióticos: en caso de que los ácaros le hayan provocado una infección bacteriana, le recetará antibióticos que tomará en función de su peso y edad. Nunca le des antibióticos por tu cuenta, tampoco intentes limpiar a tu modo las manchas de la oreja
  3. Decidirá que hacer con el otohematoma: este acumulación de sangre no es peligrosa, no es un cáncer ni un tumor, es una masa de sangre que se ha acumulado. Por ello, podrá decidir quitárselo con cirugía o aplicar tratamientos paliativos, siempre valorando el tamaño del bulto y las molestias que le pueda provocar.

Cómo prevenir la aparición de un otohematoma en gatos

Una vez que esté tratado y sanado, lo que es importante que entiendas es cómo evitar que otro hematoma vuelta a producirse en su oreja. La otitis es provocada, principalmente, por tres factores:

  1. Acáros: ya hemos hablado de ellos. Son parásitos externos muy agresivos que suelen pulular en zonas sucias de la casa y en gatos que no siguen sus rutinas higiénicas como toca.
  2. Hipersensibilidad: muchos cuidadores abusan de productos químicos para limpiar las orejas de sus gatos, eso provoca que se les enrojezcan y llegue la otitis. Un gato no necesita que se le limpien las orejas a diario, solo cuando tiene cerumen o restos.
  3. Alergias alimentarias: la alergia a algunos alimentos puede provocarle una dermatitis que se le extienda a la oreja, por eso es importante que controlemos la alimentación de nuestro gato a la perfección.

Mi gato se rasca mucho las orejas

Atento a los síntomas: la primera vez que veas que tu gato se rasca las orejas, mantente alerta a una posible otitis. Examina su oreja, ¿tiene alguna rojez, costra o principio de dermatitis? Estate atento, si ves que este comportamiento se extiende a lo largo de los días, ve al veterinario.

Es muy importante que tengas tu casa muy limpia. Si ha contraído ácaros, es probable que sea por un problema de higiene asociado a dónde duerme. Limpia o cambia su comedero y su ambiente, incluso llévalo a dormir a otro sitio un tiempo hasta que dejes bien limpio su hogar.

En cuanto a las alergias, no confíes en remedios caseros para la otitis o para limpieza de oídos que puedas encontrar por internet. Siempre que introduzcas un alimento nuevo en su dieta, asegúrate de que no le provoca ninguna reacción alérgica.