¿Por qué un hámster se come a sus crías? ¿Hay que separarlos?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los hámster rusos son los que más se comen a sus crías, pero es un comportamiento que llevan a cabo muchos roedores y al que hemos de estar preparados. Si tienes hámsters en casa, sobre todo si también tienes niños encargados de su cuidado, has de saber cómo evitar que se coman a sus recién nacidos, cómo es el rápido proceso del embarazo de uno de ellos para estar prevenidos y cómo reaccionar.

Este es también un buen momento para tener un discurso preparado en caso de que se produzca la situación en la que la mamá hámster decide comerse a sus crías en caso de que tengas hijos en casa. Recuerda que esta es una práctica relativamente común en la naturaleza. En este artículo te vamos a explicar las razones de por qué esto ocurre, cómo evitar que suceda, cómo estar prevenidos y qué contarle a tus pequeños.

¿Por qué los hámsters matan a sus crías?

Así es cómo nos formulan esta pregunta los cuidadores preocupados que quieren llevar un hámster a sus hijos. La palabra ‘matar’ no es la adecuada. Ese término implica las ganas de acabar con alguien por venganza, ira, odio o por algún motivo ‘humano’, podría decirse. Los hámsters no matan a sus recién nacidos, no tienen ningún deseo vil contra ellos, lo que hacen es comérselos por una serie de razones perfectamente comprensibles si apagamos por un segundo el ‘chip’ de persona que llevamos en la cabeza.

Los roedores no tienen ética, no tienen un concepto del bien y del mal. Lo que prima para ellos es la superviviencia de la especie. Esto quiere decir que solo las crías más fuertes y preparadas han de sobrevivir o que la mamá no puede morir tras dar a luz, pues tiene que prepararse lo antes posible para engendrar una nueva camada.

A esto hay que sumarle que estos animales no están preparados para vivir en cautividad, por lo que pueden pasar por grandes e intensos periodos de estrés. Pueden llegar a pensar que la jaula en la que viven es demasiado pequeña, que no hay espacio para toda la camada…

Por qué los hámsters se comen a sus crías recién nacidas

Sabiendo esto, es bastante fácil comprender por qué lo hacen. En primer lugar, el motivo más frecuente y más aceptado de por qué devoran a sus bebés es por pura tensión. Las mamás estiman que van a tener un número de hijos determinado, pero si este excede el espacio que ellas creen que necesitan para poder vivir felizmente, harán sitio.

Cuando toman esta decisión, los hámsters se comen a sus descendientes que consideran menos preparados. Las madres pueden llegar a saber cuál es el ejemplar menos preparado, el que llega al mundo con algún problema genético, más flaco o débil que los demás. A ellos se los comen para dejar espacio al resto. Además, estas criaturas se preocupan mucho de que su especie continúe eligiendo a los mejores y descartando a los peores. Es cruel decirlo así, pero es la realidad.

Esta es una respuesta más o menos racional por su parte, pero esa falta de espacio no siempre provoca algo tan comedido. Si se agobian, si se ponen tensas por vivir en cautividad, podrán comerse a sus crías como una forma de descargar esta sensación. Quizás es que no quieren lo mismo que ellas han llevado tanto tiempo sufriendo: vivir encarceladas.

Cómo evitar que mi hámster se coma a sus crías

Además, hay un problema añadido: a la madre le es imposible reconocer por el olfato a sus hijos, pues al nacer sin pelo no tienen una forma de retener olor. En muchas ocasiones, ni siquiera los cuidadores son capaces de hacer lo que tienen que hacer para evitar que esto suceda, pues el embarazo de un hámster, desde que queda preñada hasta que da a luz dura apenas medio mes.

Sabiendo todo esto, para conseguir que los roedores que tenemos en casa no se coman a sus crías tenemos que cambiar la jaula por una más grande, dejar comida y agua de sobra para impedir que lo haga por hambre o estrés. También es muy recomendable, en caso de que sea la primera vez que el hámster hembra va a ser mamá, también se recomienda separar a las crías de su progenitora.

Por supuesto, la mejor forma de evitar que se los coma es no teniéndolos en primer lugar e impidiendo que machos y hembras se reproduzcan. De todas formas, si quieres provocar una reproducción, lo mejor es que contactes primero con nuestros veterinarios. En algunas razas se puede dar el caso de que las hembras se comen a los machos en caso de que no sientan la llamada de la maternidad.