¿Puedo bañar a mi cachorro?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Cuándo puedes empezar a bañar a tu perro es una duda bastante común, especialmente entre los "primerizos". Uno de los veterinarios de Barkibu, el doctor Edgar Jesús Rivas, nos da las claves.

Esa es la pregunta que comúnmente me hacen en la consulta. También me comentan: "Me dijeron que no podía bañar al cachorro hasta que le ponga las vacunas porque se puede enfermar".

Posiblemente en tiempos remotos, una persona bañó a su cachorro y a los días se murió, generándose así este mito tan arraigado entre criadores, comercializadores de perros, incluso entre algunos colegas.

Al encontrarme con estos comentarios en la consulta, les pregunto: "¿De qué se enferman?" Y siempre la misma respuesta: "No sé, eso fue lo que me dijeron".

En muchas ocasiones le he planteado al propietario la siguiente hipótesis, y la quiero compartir con usted, amigo lector. Suponga que hace caso a las recomendaciones de no bañar a su cachorro y lo tiene en su casa. Pero usted va a visitar a un amigo o amiga que tiene un perro. Usted juega con él, lo acaricia, le lame sus manos, en fin, se divierten juntos. Usted no lo sabe, pero posiblemente esa mascota sea portador sano de una enfermedad infecto contagiosa. Luego regresa a su casa.

Yo le pregunto: ¿usted al llegar se lava las manos y se cambia la ropa para poder agarrar a su cachorro? Si la respuesta es no, no se preocupe, la mayoría a los que les he preguntado han tenido la misma respuesta. En mi opinión, la posibilidad de que su mascota enferme es mayor por esa vía.

Pienso, y lo he recomendado, que es muy importante el baño a los cachorros, porque es una manera de introducirlos en esa actividad. Promovemos la buena salud en ellos, y en definitiva, contribuimos a derrumbar tantos mitos que tenemos a nuestro alrededor. Hasta ahora, no existen reportes científicos que digan que un baño sea perjudicial a la mascota. Creo que el mito se originó cuando alguien bañó en forma inadecuada a un cachorro y éste, por alguna causa de salud, murió, generándose tal vez el dicho de que no se puede bañar a un cachorro sin vacunas porque se enferma.

El baño tiene y debe entenderse como una actividad en la cual se busca la salud de la mascota, y por qué no, mejorar su auto estima, si este término cabe en las mascotas.

Si usted es padre o madre, puede entender que si bañamos a nuestros hijos con pocos días de nacido y sin vacunas, ¿por qué no lo podemos hacer con nuestros cachorros? El baño es muy importante desde todo punto de vista. Y siempre deben crearse las mejores condiciones para bañar a nuestras mascotas.

Trate en lo posible que dicha actividad sea un juego entre usted y su cachorro. Procure realizar los baños en horas del mediodía, ya que el sol ha calentado lo suficiente. Utilice agua tibia para bañar a su cachorro. Nunca agua fría o salida del grifo. Evite las corrientes de aire y seque lo antes posible a su mascota utilizando un secador de pelo. Aunque este aparato genere ruido que pudiera alterar al cachorro. Trate de hablarle y crear un ambiente de armonía para tranquilizarlo.

Recuerde: Vacune a su mascota a tiempo. Tómese el tiempo y la inversión en visitar a su veterinario de confianza para colocarle las vacunas que él necesita, cuando las necesita. En ocasiones encontramos a clientes que eluden esa responsabilidad y al final cae el cachorro enfermo, trayendo como consecuencia un mayor gasto que el generado por las vacunas y en ocasiones muerte del cachorro.

Atrévase a tumbar los mitos. Bañe a su cachorro. Usted puede hacer que a su mascota la agrade esta actividad, y a su vez puede marcar la diferencia.

Este artículo está escrito por el veterinario Edgar Jesús Rivas. Su clínica, Pet City Animal Care está en Caracas, Venezuela.\