¿Qué animales trata un veterinario de exóticos?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Irene Manso, veterinaria especialista en exóticos, es la ganadora del sorteo de un eKuore gratis. Irene trabaja en el Hospital Veterinario Sierra de Madrid, y tiene experiencia colaborando en proyectos de conservación de fauna silvestre. Además, colabora en Barkibu respondiendo las dudas de los propietarios.

Hemos querido hablar con ella para que nos cuente las dificultades que encuentra un veterinario de exóticos, qué tipo de animales suele tratar, recomendaciones para los propietarios y, por supuesto, cómo planea utilizar su nuevo fonendoscopio inalámbrico.

¿Qué clase de animales sueles tratar?

Por ahora un poco de todo. Es muy difícil hacerse un huequito como veterinario de exóticos. Lleva bastante tiempo darte a conocer y en montar toda la logística para atender a estos animales. No tiene nada que ver. Hay que conseguir fármacos distintos, jaulas distintos, maneras de administrar el oxígeno... Todo lo tienes que ir adaptando. De momento veo pequeños roedores y conejos y algunos pajaritos. Ayer por ejemplo estuve con un agapornis, y veo también varias ninfas.

Pero también tienes experiencia con fauna silvestre...

Sí. El verano pasado, por ejemplo, me tocó atender a unos leones que habían sido incautados y que los querían mandar a una reserva en Sudáfrica. Estaban en muy mal estado, los pobres, tenían un montón de problemas que había que solucionar antes de poderlos mover.

Llegaron a través de Raúl Mérida, que tiene una asociación en Alicante que rescata animales de todo tipo: desde perros y gatos hasta monos, tigres, jaguares... También tiene una protectora que recoge animales de circo que ya nadie quiere.

Anteriormente estuve en el CRAS, el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Comunidad de Madrid.

También se han hecho cosas en el hospital en el que trabajo actualmente. Por ejemplo a un guepardo se le hizo un TAC. El plan es que lo que venga se le pueda tratar bien.

¿Cuáles son las dificultades o diferencias a la hora de tratar exóticos?

La gente lleva miles de años conviviendo con perros y gatos y más o menos conocen sus necesidades. Sin embargo, los animales exóticos no son animales domesticados, son muy recientes como mascota. Por eso hay mucho desconocimiento sobre las necesidades de alimentación, temperatura, agua, calidad de agua en el caso de los anfibios.

La gente tiende a decir que los exóticos son muy delicados. Yo no lo creo. Creo que las necesidades más básicas no las estamos supliendo. Por ejemplo, no dejo de ver pájaros que comen semillas exclusivamente. Eso se traduce en enfermedades metabólicas, falta de calcio, exceso de fósforo, etc. ¿Tu a tu niño lo alimentarías con barritas todos los días?

La diferencia principal es que los problemas los "causamos" nosotros, porque no sabemos ofrecerles lo que necesitan. Pero son animales mucho más duros porque no los hemos sometido, a excepción del hurón, a tanta endogamia.

Además no sabemos identificar la enfermedad igual de bien. Un perro te mira con cara de "estoy malito", un pájaro, según sus propietarios, "está embolao" o "está raro". Una vez que desarrollan una enfermedad, suelen estar muy avanzadas y son difícil de controlar.

Precisamente me gusta Barkibu porque se pueden solucionar los problemas sin ver al animal. Porque el problema es tan de base, que si tu le explicas bien a una persona lo que tiene que comer un conejo o una cobaya, y cómo tienes que mantenerla, puedes prevenir 15 enfermedades.

¿Qué consejo darías a los propietarios de exóticos?

Que pregunten antes. Que antes de coger un animal, vayan a un veterinario de exóticos y que se enteren de las necesidades que tiene ese animal antes de comprarlo. Igual que tienen que saber la longevidad que tiene un loro. Si es un señor de 60 años y se quiere comprar un loro, le voy a decir que posiblemente ese loro va a vivir más que él. Tiene que pensar qué va a pasar con el loro cuando él no esté.

¿Qué opinas del eKuore?

Se me hizo la boca agua cuando vi que me había tocado, porque la monitorización anestésica en aves es bastante complicada. Se suelen utilizar los medios tradicionales, que es estar con el fonendo, una persona controlando que respire, pulsioxímetros... Se utiliza lo que se puede, que es bastante básico. Los pulsioxímetros es difícil que te perciban la frecuencia cardiaca de un ave, entonces mucha gente utiliza el doppler.

Tengo muchas ganas de probar ya el eKuore, porque estar con el fonendo tradicional auscultando el corazón, no sabes el dolor de oídos que da (ríe). Al final tienes las orejas destrozadas.

El hecho de poder tener un ave y que el ayudante esté sujetando el eKuore y que esté sonando todo en alto, creo que va a ser una maravilla. Y luego aparte todo lo que es educación del propietario. No es lo mismo oír tu un soplo que poderle decir "mira, suena así, y esto sería lo normal".

¡Ya estoy deseando probarlo!