¿Qué comida humana pueden comer los perros y qué no?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Muchas veces nos preguntamos qué alimentos de nuestro día a día son permitidos para perros. En verano hacemos un montón de comidas al aire libre, en el jardín o en terrazas, y nuestro perro participa en ellas. ¿Cuántas veces se os ha acercado a la pierna, os ha puesto esos ojazos de hambre y habéis dudado de si puede comer plátano, pasta, pan, arroz…?

Lo que queremos daros en este artículo es una respuesta a las preguntas más frecuentes a este respecto. Sumad este artículo de preguntas y respuestas a este otro en el que hablamos de comidas tóxicas para vuestros perros, veréis que repetimos algunos alimentos en ambos pues preferimos ser pesados para que vuestro perro nunca coma cosas que le sientan mal. Si tenéis más dudas podéis hacer una consulta gratis en nuestra web. Vamos allá.

¿Puede mi perro comer plátano?

Los perros pueden comer plátanos, de hecho, son beneficiosos para su salud. Las vitaminas y nutrientes presentes en muchas frutas son muy buenas para ellos e incluso son capaces de prevenir enfermedades. Un perro puede comer bananas, naranjas, ciruelas, manzanas, peras, mangos, melones, papayas y arándanos, de hecho estos últimos son antioxidantes para ellos, como también lo es el coco.

Las peras les encantan cortadas en dados, la piña les gusta por su contenido en agua y fibra y el mango les apasiona. Por su contenido en vitamina A es ideal para cuidar su pelo y su piel.

Eso sí, esto no quiere decir que puedan comer fruta en grandes cantidades, más bien como algo ocasional y aprovechando que se acercan a vosotros en busca de algo que llevarse a la boca. No olvidemos que las frutas contienen azúcar y por eso no han de consumirlas en exceso, y siempre que les deis a comer fruta aseguraos de que nunca se coman las pepitas; es decir, jamás le deis una fruta entera, cortadla en porciones y limpiadla bien.

¿Puede mi perro comer fresas?

Las fresas son otro de esos alimentos que tu perro sí puede comer, ¿y qué beneficios les confiere su ingesta? Comer fresas les aporta minerales, les hidrata, es una fuente de vitamina C… Eso sí, no a todos los perros les gustan las fresas y en ningún caso se les ha de obligar a comer fruta. Aunque es una comida humana permitida para ellos no olvidemos que sigue siendo eso: comida de humanos.

¿Puede mi perro comer sandía?

La sandía es otra de esas frutas que genera dudas a la hora de dárselas de comer a nuestro perro. Ya hemos dicho que sí pueden comer melón, ¿pero y sandía? Pues también pueden, pero hemos de tener muchísimo cuidado de que no se coman las pepitas, pues estas sí son nocivas. Ya que sacamos el tema, hablemos de qué frutas no son aptas para su consumo.

Tu perro no puede comer uvas, aguacate, cerezas, grosellas, albaricoques ni tomate, ¡y nunca pepitas!

Cuidado con darle de comer uvas a tu perro porque puede causarle daños en los riñones de muy difícil cura. Si ha comido uvas y ves que se queja contacta con nuestro veterinarios urgentemente. Las cerezas tienen un problema: su hueso. Esta es una regla general en la que insistiremos en este texto hasta la saciedad: nunca le des de comer a tu perro nada con pepitas o hueso, ¿y por qué? Porque contienen cianuro, un producto altamente venenoso para él.

Las grosellas tienen un efecto similar a las uvas, que ni las huelan. En relación a los albaricoques (y esto es algo que no nos cansaremos de repetir, como veis), recomendamos que no los coman si no tienen el corazón retirado. Ante la duda, no se lo des.

¿Y el tomate? Tu perro puede comer tomate, si este es muy maduro, pero sí hay problema con los que están muy verdes. Sucede lo mismo con las patatas que aún no están tiernas y ya creciditas. Si tienes un perro en una zona con huerta te recomendamos que le pongas una valla, hemos tenido casos de intoxicación por masticar tomates verdes o patatas con tonos verdosos en su piel.

¿Puede mi perro comer setas u hongos?

Si vas con tu perro por el monte ten mucho cuidado de que no se lleve a la boca nada parecido a una seta. Existen ciertas variedades que pueden ocasionarle un fallo masivo a su sistema hasta provocarle la muerte. Mucho cuidado con esto, si vais al monte ponedle un collar para evitar que coman lo que quieran.

¿Puede mi perro comer brocolí?

Aunque a muchos no os gusta el brocoli, pese a ser uno de los alimentos más sanos que podemos poner en nuestra mesa, sí les gusta a los perros. De todos modos, te recomendamos que no se lo des para comer, ¿y por qué? Porque puede producirle muchos gases.

¿Puede mi perro comer ruibarbo?

Si te encanta hacer postres conocerás el ruibarbo. Esta planta se usa habitualmente en recetas de pasteles pero tu perro no puede comerla.

¿Puede mi perro comer pan?

Así es, tu perro puede comer pan, pero no todos. Si quieres que pase un buen rato dale pan duro, pues le ayudará a fortalecer sus dientes. El mejor pan para perros es uno que hagas en casa pues es fundamental es que sea lo más natural posible, eso sí, nunca, nunca, nunca le des panes que tengan pasas o uvas pues son muy perjudiciales para ellos. A los perros tampoco les sienta nada bien los panes industriales de supermercado pues tienen mucho azúcar.

¿Puede mi perro comer chocolate? ¡Ni se te ocurra!

Ya que sacamos el tema del azúcar, hay mucha gente que se pregunta si tu perro puede comer chocolate. Nunca se lo des de comer. El problema del chocolate no es que contenga azúcar, lo es su contenido en teobromina, un alcaloide muy parecido a la cafeína que los perros no metabolizan bien, ¿el resultado? Pues uno fatídico.

El peor de todos los chocolates que puede comer es el que se usa para fundir o uno que tenga un alto porcentaje de cacao, el menos nocivo es el blanco, pero todos le hacen daño. Los síntomas ante la ingesta de chocolate tardan en aparecer, si los has visto llevarse chocolate a la boca contacta con nuestro equipo de veterinarios online.

Tu perro puede comer algunas frutas, ¡pero que nunca coma las pepitas, contienen cianuro!

Esperamos que esta guía de qué comida humana puede comer tu perro y qué no te haya servido. Otras recomendaciones es que nunca les des de comer ajo, cebolla ni tampoco huesos o leche. Los perros, en su amplia mayoría, no toleran la leche y los huesos pueden llegar a producirles hemorragias internas. Con respecto a las frutas, repetimos: nada de semillas o pepitas (¿te ha quedado claro ;)?), pero sí la que te recomendamos, de manera ocasional y muy limpia y cortada. De todos modos, si tienes cualquier duda, ya sabes dónde encontrarnos.

Por cierto, ¿sabes realmente lo que contiene el pienso de tu perro?