Qué hacer si mi perro se ha envenenado

Our team is formed for veterinarians, ethologists, and animal health content experts.

En la calle hay varias substancias que pueden ser peligrosas para tu perro y una reacción a tiempo puede ser clave para salvarle la vida. Por eso hemos escrito estas recomendaciones sobre qué hacer si tu perro se ha envenenado.

Desde matarratas en algunos campos o parques, hasta el azufre que algunos establecimientos echan en las esquinas de los edificios para evitar que los perros orinen ahí. Incluso la gente que vacía el cubo en la calle después de fregar. Son prácticas prohibidas que no sólo están poniendo en peligro a canes y animales en general, sino a nosotros mismos, y especialmente a los niños.

¿Qué debo hacer si mi perro se ha envenenado?

Lo primero es identificar cuál ha sido el tóxico con el que se ha envenenado, de esta manera los primeros auxilios serán más acertados y eficaces.

Los síntomas que presente nuestro can nos pueden ayudar a detectar cuál ha podido ser el tóxico y cómo podemos actuar.

En los parques, los tóxicos más utilizados son aquellos corrosivos, como por ejemplo la lejía, o ácidos como productos de piscina, limpiadores y raticidas.

En el caso de los corrosivos, si son ingeridos nunca provocaremos el vómito, si no que daremos por vía oral abundante leche o agua hasta llegar al veterinario más cercano para que pueda darle el tratamiento adecuado.

Otro de los tóxicos más usados en los parques y jardines suelen ser los raticidas. En concreto aquellos que afectan a la coagulación de la sangre. Si tenemos una ligera sospecha de que nuestra mascota haya podido ingerir este tipo de raticidas debemos provocar el vómito lo antes posible.

¿Cómo provocarle el vómito a mi perro?

  • Para provocar el vómito (sólo en el caso de que sepamos que ha ingerido raticida) podemos usar agua oxigenada diluida en agua a partes iguales. Es decir, mezclaremos las mismas cantidades de agua que de agua oxigenada.

  • Otra opción es usar carbón activado, de venta en farmacias. Es importante diluirlo en agua y dárselo por vía oral. Este es un medicamento muy útil que podemos tener siempre a mano en casa

  • En el caso de los raticidas, nunca darle leche, ya que facilita la absorción del veneno.

Envenenamiento por azufre

En cuanto a los peligros que podemos encontrarnos a "pie de calle", está la intoxicación por azufre. El azufre, a parte de ingerido, es peligroso también inhalado o en contacto con la piel y los ojos.

Si tu mascota ingiere o inhala azufre en grandes cantidades, debes acudir al veterinario de inmediato.

En el caso de contacto con la piel, puedes lavar con abundante agua. Si ha tenido contacto con los ojos, lava con abundante suero fisiológico durante unos 20 min aproximadamente.

Es importante destacar que éstas son medidas de primeros auxilios. Sea cual sea la intoxicación, debemos llevarlo al veterinario en el menor tiempo posible siempre. Si en el momento de la intoxicación tenemos acceso a un veterinario, es mejor ir en ese momento sin esperar.

Además, es bueno informar al ayuntamiento o a las autoridades locales sobre la situación para que controlen el área y se eviten más envenenamientos.