Qué hacer si mi perro sufre una mordedura de víbora

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

A partir de primavera y durante los meses de verano debemos prestar atención a determinadas amenazas propias de esta época, como son los golpes de calor o la aparición de pulgas y garrapatas. No obstante, hoy os hablaremos de otro peligro que es más común de lo que parece y que se cobra la vida de muchos perros cada año: las víboras.

¡Mucho ojo! Sobre todo si sueles ir al campo en los meses estivales. Las víboras son un especie de serpientes venenosas que, en caso de sentirse amenazadas, podrían atacar a tu mascota o incluso a ti. Lo más importante, en estos casos, es actuar de manera rápida, es la única forma de salvar la vidas.

Cómo reconocer la mordedura de víbora ¿Cuáles son los síntomas?

Las mordeduras suelen producirse, como ya hemos dicho, cuando las serpientes se sienten amenazadas. Si tu perro se acerca a olisquear al animal podría sufrir una mordedura en la cara o en el cuello, aunque en las patas o el vientre también suelen ser habituales. Reconocerás la picadura de una víbora porque la zona afectada presentará dos marcas correspondientes a los colmillos del animal, las cuales pueden presentar sangre aunque no siempre.

Los síntomas más comunes son molestias en la zona de la picadura, taquicardia, vómitos y, en algunos casos, fiebre. Ten en cuenta que algunos perros, ante situaciones de este tipo, pueden quedarse en estado de shock. No obstante, cada perro es un mundo y reaccionará de diferente manera. La mordedura de serpiente tampoco afecta de la misma forma a grandes y a pequeños, para estos últimos suele tener peores consecuencias, debido a su reducido peso.

¿Cómo actuar en estos casos?

Lo primero es no perder los nervios, ya que, eso lo único que hará es bloquearte y poner nervioso a tu can. Respira profundo y sigue estos pasos:

  1. Calma al perro: Es importante que tu perro se tranquilice. La sobreexcitación lo único que hará será acelerar la circulación de la sangre y, por lo tanto, que se extienda el veneno.

  2. Si puedes, limpia la herida con agua y jabón, (sin frotar demasiado fuerte).

  3. Lleva a tu perro lo antes posible al veterinario más cercano. Te recomendamos que no demores más de 1 hora en llegar a la clínica. En caso de emergencia puedes buscar la más cercana introduciendo en la web de Barkibu.

Si tienes la oportunidad de ver a la serpiente, sácale una foto para mostrársela al veterinario. En el mejor de los casos podría tratarse de una especie no venenosa.

El tratamiento que le darán en la clínica, en caso de que tu perro muestre signos de envenenamiento, se basará en antibióticos, antiinflamatorios y suero (para diluir el veneno en sangre). Ten en cuenta que dichos signos de toxicidad podrían presentarse durante dos semanas tras la picadura. Ten en cuenta que es muy complicado asegurar la supervivencia del perro. En ocasiones fallecen, en otros casos es necesario amputar la zona afectada o, con suerte, todo se queda en un susto.

Ante una picadura de serpiente lo primordial es la tranquilidad y, sobre todo, actuar rápido.

Si tienes cualquier duda, ya sabes donde preguntar. ;)