¿Qué hago si mi perro no quiere comer croquetas ni pienso?

¿Tu perro ya no tiene ganas de comer y se niega a probar bocado? Muchos peludos pueden pasarse media vida comiendo lo mismo y de repente negarse a hacerlo. En este artículo te vamos a contar qué tienes que hacer si rechaza el pienso o las croquetas que le ponías a diario.

Este artículo es de carácter meramente informativo. Recuerda que nuestros dietistas online atenderán a todas tus preguntas con respecto a la alimentación de tu perro o cachorro, dándote consejos personalizados en función de su peso, edad y raza. Deja tu consulta sin compromiso.

Mi perro ha dejado de comer y está triste

Hay muchos motivos por los que un perro de repente ya no quiere comer. Suelen clasificarse en tres grandes grupos: por enfermedad, anímicos o una mala alimentación. Siempre que tu perro deje de comer de golpe tienes que asegurarte de que no está enfermo, luego que no esté triste o tenga ansiedad. Por último, una vez que hayas descartado todo esto, has de darle comida de primera calidad.

Dejar de comer es uno de los primeros rasgos de que un perrete esté enfermo. Un cáncer, una gastroentiritis, parvovirus o una infestación de parásitos son capaces de quitarle totalmente el apetito. Para poder sospechar de que ya no come su pienso o sus croquetas porque está malito, tienes que acostumbrarte a tomarle la temperatura, a examinar el estado de su piel y de sus mucosas, el rosa de sus encías y su peso. Si algo de eso ha cambiado, cuidado, puede estar enfermo.

Mi perro no quiere comer, tiene diarrea y vomita

El síntoma más claro de que está enfermo y de que su enfermedad es grave es que vomite y tenga diarrea a la vez. Este tiene que ser el pistoletazo de salida para que salgas pitando al médico. Una de tus máximas preocupaciones como cuidador es que tu perro sufra deshidratación, pues puede provocarle la muerte.

Además de por una enfermedad, el otro motivo por el que tu colega aparta de su cuenco las croquetas es porque esté deprimido, tenga estrés o ansiedad. Los perros son animales muy empáticos. Esto quiere decir que si tú estás triste, él lo notará. Si te portas mal con él, él se sentirá culpable porque creerá que lo estás castigando. Si realizas algún cambio importante en tu vida y no cuentas con él, se agobiará mucho.

Mi perro no quiere comer, está triste y flaco

La depresión puede llevarlo a no comer, incluso hasta quedarse muy delgado. Si esta pena se transforma en ansiedad comenzará a tener comportamientos destructivos contra sí mismo: se arañará, lo morderá todo y ladrará sin parar. Un perro triste tiende a enfermar y a morir antes, así que no dejes que esto ocurra. Recuerda que no es su responsabilidad hacerte feliz, sino al revés.

Si está triste, además de comer también dormirá más y poco a poco irá perdiendo el peso y la salud. Para evitar que esto ocurra, juega con él, sácalo a pasear, disfruta a su lado y dale comida de primera calidad. Si recibe todos los nutrientes que necesita, tendrá más energía para vivir con una sonrisa.

Mi cachorro no come y duerme mucho

Has de ser especialmente cuidadoso con su alimentación cuando son cachorros. Si tu perrito no se come sus croquetas puede ser porque no le gustan; y necesita comer, pues es pasto de mil enfermedades, parásitos y enfermedades oportunistas. La pregunta ahora es ¿qué hago si no come ni el pienso ni las croquetas?

Lo primero que tienes que hacer es hablar con nuestros dietistas, contarles cómo es tu perro y qué es lo mejor para su edad. Una vez lo sepas de manera personalizada, sírveselo. Combina estos platos con recetas naturales cocinadas por ti; nunca con sal, no demasiado calientes, evitando los alimentos prohibidos para perros y siempre un poco más cocidos que si fueran por ti.

Mi perro no come ni bebe, ¿qué hago?

Si ni aún así sigue sin comer, puede que esté acatarrado. ¿Sabías que si tiene la nariz atascada no olerá la comida y la rechazará? Pues así es. Así que examínale la nariz y asegúrate de que no tiene un resfriado. Una buena manera para combatir esta gripe es llevarlo al baño, dejar correr el agua caliente con él fuera de la bañera y dejar que los vapores lo despejen.

En resumen. Si no come puede estar enfermo, deprimido o aborrecer tu comida. Repasa todos los consejos que te hemos dado aquí y contacta con nuestros veterinarios para resolver todas tus dudas.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Qué temas te interesan?
En Barkibu queremos conocer los intereses de nuestros PetLovers. Ahora puedes decirnos qué temas te gustaría que tratase nuestro equipo de veterinarios en próximos artículos. Haz click en el botón para sugerir un tema: