¿Qué sienten los perros cuando los dejas solos al irte?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

No siempre podemos llevar a nuestros perros con nosotros. Tenemos que trabajar, salir de casa a ver y a cuidar a familiares, y no siempre nuestro querido peludo puede acompañarnos. Es por ello que un perro puede verse obligado a permanecer varias horas solo en casa, pero, ¿qué sienten? ¿Sienten la tristeza por no estar a su lado? ¿Lo llevan bien?

Los perros lo sienten todo. Los perros sienten el dolor de sus cuidadores. Si quien vive con ellos en casa está triste, el perro se empapará de esa pena. Y también nos echan de menos. Hay quién se pregunta, ¿por qué mi perro duerme pegado a la puerta? ¿Por qué tiene comportamientos extraños en casa? Pues es porque tienen una gran complejidad afectiva que hay que cuidar.

¿Saben los perros que los queremos?

Los perros saben que los queremos. Saben que nos preocupamos por ellos, que les proporcionamos cobijo, comida y agua. Pero eso no basta. Como ocurre con las personas, con tu pareja, hay que decírselo, hay que jugar con ellos y acariciarlos. Hay que establecer vínculos afectivos fuertes con ellos.

Cuando pienses en tu perro, imagínate que es un bebé de 4 años. Necesita muchísimo amor correspondido, porque para él eres el centro de su universo. ¿Eso quiere decir que debes mimarlo muchísimo?

No. A un niño de 4 años tienes que darle cariño, decírselo y jugar con él, pero también proporcionarle educación y una rutina. Tanto para un niño como para un perro, la rutina es algo que les tranquiliza y les da paz. Les ayudar a saber qué va a pasar y no vivir con incertidumbre.

¿Por qué mi perro siempre quiere estar encima de mí?

Si te has pasado con el afecto y consistiéndole, y si no has establecido una rutina sana, corres el riesgo de que tu perro desarrolle un afecto excesivo e insano. Eso provocará que siempre quiera estar encima de ti. Al principio te parecerá adorable, pero le estarás privando de la capacidad de ser independiente y de disfrutar jugando solo.

En caso de que tu perro se haya convertido en un perro dependiente, cuando lo dejes solo en casa sentirá:

  • Una angustia tremenda
  • Inseguridad
  • Soledad
  • Incertidumbre
  • Miedo a ser abandonado
  • Ansiedad
  • Estrés

¿Los perros sienten y notan la tristeza?

Y aquí comenzará un círculo vicioso. Tu perro empezará a dar síntomas de estrés, tú te preocuparás por él y sobrecoompensarás la pena que le has provocado al irte cuando estés con él. Eso hará que el apego se exagere y el tiempo que estáis separados sea todavía más duro.

Sin embargo, si preparas una buena rutina, una correcta educación y le enseñas a jugar solo, tu perro sentirá cosas bien distintas:

  • Tranquilidad
  • Paz
  • La seguridad de que vas a volver a la hora marcada
  • Certidumbre

¿Cómo dejar a un perro solo en casa sin que llore?

No hay fórmula mágica, y cuando más consentido esté, más difícil será. Si llevas cinco años pegado a él, no podrás lograr por tu cuenta un cambio de actitud y tendrás que llevarlo a un etólogo. También será imposible en función de su raza.

Siempre que adoptamos a un perrete tenemos que ser muy conscientes de la reserva de energía que tienen en su interior. ¿Y qué quiere decir esto? Piensa en un perro como un coche con un depósito de gasolina. Tiene que correr, jugar, saltar, reír y disfrutar hasta el punto de consumir todo el combustible día a día. Si lo hace, dormirá bien y será feliz. Si no, será infeliz, y toda esa energía sobrante la descargará mordiendo, ladrando y protestando.

¿Dejar un perro solo en casa es maltrato?

Tampoco puedes dejar en casa a un perro solo un fin de semana, tampoco 12 horas o un día entero. Un perro necesita pasear y respirar. Puedes dejarlo unas pocas horas, pero no tanto tiempo. Recuerda que un perro no es una cosa, es un ser vivo que te aprecia. Si lo tienes y lo has adoptado, es tu responsabilidad cuidarlo, ¿o dejarías a un bebé solo durante 12 horas?

Lo que mejor funciona es:

  1. Educarlo desde pequeño, dejando claro los límites de lo que puede hacer y lo que no
  2. Enseñarlo a jugar solo con juguetes adaptados a su edad estando tú en casa
  3. Educarlo en rutinas de juego que pueda hacer solo
  4. Plantear límites en casa
  5. Llegar siempre a casa a la misma hora
  6. Jugar a fondo con él cuando regreses
  7. En caso de que lo necesites, deja la radio encendida, bajita y en programas que hablen

Y recuerda: siempre ten mucha paciencia, déjalo solo el menor tiempo posible y solo en casos en los que sea imposible no llevarlo contigo. Para un perro, la soledad nunca es la mejor de las situaciones, incluso aunque esté bien educado. Recuerda también que has de adoptar a un perro en función de tus necesidades vitales y laborales, no porque sea más o menos mono.