Signos de enfermedad en animales exóticos

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Los conejos, cobayas, chinchillas, hámsteres, etc. son animales que son presa por naturaleza, por lo que, su comportamiento habitual, cuando están enfermos, es ocultar los síntomas para no parecer débiles y ser atacados por los depredadores.

Este comportamiento persiste en nuestras mascotas domésticas, de ahí que nos resulte muy complicado detectar que nuestro animal está enfermo. A su vez, cuando somos capaces de ver claramente que algo le ocurre a nuestra pequeña mascota exótica es porque la enfermedad ya se encuentra avanzada y es necesario acudir de forma urgente al veterinario especialista.

En este artículo queremos indicaros una serie de signos que os serán útiles para detectar de forma temprana que nuestros amigos están enfermos.

Reducción de la actividad/apatía:

Si notamos que nuestro animal se mueve menos y juega menos es indicativo que algo le ocurre.

Acicalamiento:

El acicalamiento es el aseo que los animales se realizan a ellos mismos. Si vemos que se lavan menos es una señal de enfermedad. Si no solemos verlos limpiarse pero notamos que su pelo está con menos brillo, ralo o pegadizo es un signo inequívoco de que no lo realiza con la misma frecuencia que lo hacía antes.

Come menos:

Es también otro signo de enfermedad. Podemos notar, también, que sus preferencias en la comida cambian (no quiere o no puede comer heno, prefiere alimentos más blandos, etc.). Si ha dejado de comer de forma drástica (Anorexia) se debe acudir de forma urgente al veterinario porque el animal está grave.

Heces más pequeñas, unidas entre si (en forma de rosario), con pelo / Menor número de heces o asencia total de las mismas:

A diferencia de los perros y gatos, cuyo número de deposiciones es menor, estas mascotas tienen un tránsito digestivo mucho más rápido y hacen una gran cantidad de heces al día. Si el número de heces ha disminuido o su tamaño es más pequeño es un signo de hipomotilidad (menor movimiento digestivo) que nos indicará que debemos realizar una revisión veterinaria. La ausencia total de heces en 12 horas es una señal de urgencia.

Rechinar de dientes:

Si observamos que cuando nuestra mascota descansa rechina los dientes nos indica que hay dolor y es importante acudir a consulta para determinar el origen.

Presencia de mocos:

Muchas veces pasa desapercibido, pero si nos fijamos bien notaremos que sus extremidades anteriores tienen moco pegado (se queda en estas zonas al limpiarse) y en la zona de la nariz.

Barbilla húmeda:

Sobre todo en los conejos, chinchillas y cobayas es indicativo de enfermedad de la boca, se produce más saliva y notamos que la zona de barbilla y papada esta mojada y con el pelo húmedo/pegado o incluso ausencia de pelo.

Comportamiento de huida / Agresividad:

Puede deberse a dolor, podemos notar que nuestra mascota se esconde más y evita el contacto, o incluso que se muestra agresiva.

Patricia Lorenzo García, licenciada en Veterinaria por la UCM y especialista en Animales Exóticos. Fundadora de Exóticos en Bilbao. Actualmente trabaja en el equipo de Clínica Veterinaria Campo Volantín, en Bilbao.