¿Viajas con mascota estas vacaciones?

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Hace un par de semanas el etólogo Borja Ros nos hablaba sobre la importancia de planificar un viaje cuando vamos acompañados de nuestra mascota. Nos ha parecido interesante retomar este tema, ya que estos días muchos de vosotros seguramente hagáis una escapada en compañía de vuestro perro. ¿Sabéis ya cuál es el mejor medio de transporte para viajar con perro o las recomendaciones para cada caso?

Coche

Es quizá uno de los medios de transporte más comunes por las facilidades que ofrece. Sin embargo, debemos cumplir con unas *condiciones de seguridad *si no queremos llevarnos una multa.

Si el perro va en el maletero (recomendable si es un perro de raza grande), deberemos llevar una red que lo separe del resto del habitáculo. La DGT recomienda que preferiblemente vaya en transportín, ya que es más seguro para él y para nosotros. Además, al ir en el transportín se mareará menos y probablemente vaya más tranquilo. Eso sí, debemos acostumbrarlo con tiempo.

Otra opción es ir en los asientos traseros. En ese caso el perro deberá llevar** un arnés y un cinturón de seguridad**. Si el perro es pequeño, puede ir en un transportín en el suelo, encajado detrás de los asientos delanteros.

Cuando viajes con tu perro para cada 2 o 3 horas *para que pueda hacer sus necesidades, *ofrécele agua y dale un pequeño paseo para que que estire sus patitas. No es recomendable darles de comer justo antes de viajar, por si pudieran marearse, aunque también dependerá de si es o no viajero frecuente.

Procura que no saque la cabeza por la ventanilla. Ya no sólo por seguridad, sino porque esto puede producirle otitis y conjuntivitis. Tampoco lo dejes sólo en el coche, especialmente en los días de calor. Y nunca lo dejes al sol.

Tren

Otra de las opciones es el tren, aunque lamentablemente suele estar limitado a perros pequeños. Si el animal puede ir en el tren, además de ir en su correspondiente transportín, deberá cumplir con una serie de condiciones sanitarias y de identificación.

En España el transporte de animales en tren está limitado a animales de menos de 10kg (excluyendo aves de corral). El animal deberá ir en un transportín de no más de 60x35x35cm que tenga un dispositivo para retirar los residuos. El transportín debe ir a nuestros pies. Si vamos en tren cama, sólo podremos ir con nuestra mascota en la modalidad familiar (cabina completa).

La tarifa por viajar con mascota dependerá del tipo de billete que tengamos. En algunos casos no hay que pagar nada extra, pero si vamos en clase Turista deberemos pagar un 25% del precio del asiento.

Autobús

Lo mejor es consultar las condiciones de cada compañía antes de comprar el billete. Por ejemplo, Alsa admite un máximo de una mascota por trayecto, así que deberemos también tener eso en cuenta.

Una vez más, el transporte está limitado a animales pequeños de no más de 10kg, pero en el caso del autobús además el animal deberá ir en la bodega, dentro de una jaula o transportín. El coste de viajar con mascota en autobús es normalmente del 50% de nuestro billete.

Avión

Compañías low cost como Ryanair o EasyJet no dan la opción de viajar con mascota, a excepción de perros guías en algunas rutas.

Volar con perro en avión - Korea Air lanza un plan para viajeros frecuentes

Cada vez existen más hoteles y transportes pet-friendly pero ahora, la aerolínea Korean Air va más allá y ofrece la posibilidad de convertir a nuestros "amigos" en viajeros frecuentes.

Otras compañías como Iberia o Air Europa sí permiten viajar con mascota, pero bajo unas condiciones bastante limitadas. Para viajar en cabina el animal más el transportín no deben superar los 8kg, por lo que la mayoría de los perros tienen que viajar en bodega. En esos casos también deben ir en transportín, con ventilación y fondo impermeable.

Al igual que en el caso de los autobuses, algunas compañías ponen un límite de animales por trayecto, por lo que es recomendable reservar cuanto antes. El precio dependerá de la ruta y la aerolínea elegida.

¿Papeles en regla?

Si te desplazas a otra comunidad autónoma, y especialmente si haces un viaje internacional, es recomendable que consultes con un veterinario antes de emprender tu viaje. En algunos casos no necesitarás nada más que su cartilla (¡y el microchip obligatorio, claro!), pero para viajes internacionales tendrás que hacer más gestiones: desde ponerle una vacuna concreta hasta solicitar un certificado de anticuerpos de la rabia. ¡Y eso lleva a tiempo!