¿El precio de una consulta veterinaria es caro? Ahorra con estos trucos

Nuestro equipo está formado por veterinarios, etólogos, y expertos en contenido sobre salud animal.

Ante los imprevistos, poco o nada hay que hacer. Si el animal está enfermo, debes llevarlo al veterinario, igual que tú vas al médico cuando te encuentras mal. Sin embargo, igual que cuando nosotros mantenemos unos hábitos de vida saludables (ejercicio, alimentación sana y variada...) enfermamos menos, también lo hacen nuestras mascotas.

Si quieres saber cómo ahorrar dinero en el veterinario, sigue estos cinco consejos:

Dale una alimentación de alta calidad

Si optas por darle pienso, compra siempre piensos de alta gama y lee atentamente las etiquetas.

Si le das comida natural, habla con un especialista en nutrición para asegurarte de que le estás dando todos los nutrientes que necesita. ¡Y nunca le des ninguno de estos alimentos!

Una alimentación adecuada es la clave para un animal sano.

Presta atención a su higiene bucal

Si a tu perro o gato le huele muy mal el aliento o si deja de comer, puede tener un problema bucal, normalmente causado por un exceso de sarro.

Revísale la boca a menudo y si puedes trata de hacerle una limpieza en casa semanalmente. Hoy en día hay limpiadores en forma de premio y cepillos y pasta de dientes para mascotas.** Si cuidas sus dientes de manera regular, podrás ahorrarte una limpieza de boca en el veterinario.**

Cepíllalo de manera regular

Aprovecha el momento del cepillado no sólo para desenredarle el pelo o evitar que se le ande cayendo por toda la casa... sino también para revisar que no tenga nada clavado, que no tenga parásitos, para revisar sus orejas y los ojos, cortarle las uñas si fuera necesario, etc.

Lo ideal es hacerlo al menos una vez a la semana. Conviértelo en un momento de relax con chuches y muchos mimos.

Infórmate sobre su salud y cuidados

Antes de adoptar a un perro o gato (o a cualquier otro animal, en realidad),** infórmate bien de sus necesidades y de los problemas de salud que pueda tener**. Ten especialmente en cuenta si podrás hacerte cargo de los gastos que acarrea, qué cosas necesita y cuáles son puramente un capricho.

Contrata un seguro para mascotas

Igual que ocurre con los seguros de salud para personas, los seguros para mascotas pueden hacer que te ahorres miles de euros, especialmente en caso de operaciones o tratamientos caros. Es cierto que tendrás que hacer un pago regularmente (mensual o anual), pero tienes la tranquilidad de que, ocurra lo que ocurra, tu mascota estará cubierta.

Por ejemplo, si tienes un perro de una raza propensa a tener displasia de cadera, y más adelante necesita una operación que puede costar miles de euros... Un seguro puede ser una verdadera salvación en todos los sentidos.

Al final, el truco para ahorrar en el veterinario es cuidar adecuadamente de tu mascota. Los accidentes ocurren, pero si ofreces un estilo de vida saludable a tu mascota y estás pendiente de su salud, es muy probable que sea menos propenso a enfermar.