4min

Las matemáticas de un seguro de salud para mascotas

Jan 19

Creado por Javier Estévez

Una de las características principales de un seguro es lograr que todos paguen un poco para que nadie pague mucho. Lo mismo ocurre con los seguros para mascotas. Es decir, actuar como comunidad con un fondo común con el que ayudar a aquel que pueda tener un problema. Es muy importante entender esto, ya que es lo que explica el funcionamiento de un seguro.

Una empresa como Barkibu, como responsable de esa comunidad que engloba el seguro debe marcar una serie de reglas. Estas reglas vendrán definidas en la póliza de salud de tu mascota. Todos los días tomamos decisiones, muchas decisiones, y solamente con un objetivo: que todos paguen un poco para que nadie pague mucho. ¡Entendamos las implicaciones que tiene esto!

¿Todo el mundo paga la misma cuota por un seguro de mascotas?

No, no todos pagan lo mismo. La prima se calcula en función del riesgo de cada perro o gato asegurado. De tal forma que aquellos con un mayor riesgo pagan una cuota más alta.

¿Qué factores afectan en el riesgo? El que más influye es la edad, ya que cuanto mayor sea tu mascota más probabilidades de sufrir una enfermedad. Pero también influyen otros como por ejemplo la raza o si es macho o hembra.

¿Cómo puedo saber el precio de mi seguro? Normalmente tendrás que solicitar una cotización para que analicen tu caso concreto. Puedes cotizar tu precio con Barkibu aquí.

Las principales reglas de un seguro de mascotas

Como has visto, al final el trabajo de una aseguradora es predecir el coste asociado a accidentes o enfermedades de tu mascota. Y para ello debe haber ciertas reglas.

Lo primero es hacer que sea sostenible. Imagina que un seguro pudiese cubrir sin restricciones cualquier enfermedad, ¿qué sería lo primero que ocurriría? Que todos contratarían solo después de saber que su mascota tiene un problema de salud. ¿Para qué pagar antes? Así el seguro se encargaría de pagar las facturas veterinarias. Es decir, sería insostenible.

Estas son las dos reglas que cualquier seguro utiliza y las más importantes:

Regla 1: no se cubren aquellos gastos veterinarios derivados de enfermedades preexistentes, o sea aquellas que tu mascota haya sufrido antes de la contratación del seguro.

Regla 2: no se cubren gastos de problemas de salud que surjan muy cerca de la fecha de contratación. Hablamos de la carencia, y esto cambia bastante entre cada seguro. Revísalo bien al comparar.

¿Por qué es importante conocer bien las condiciones del seguro?

Aunque hay muchas cosas que se repiten entre aseguradoras, es importante que conozcas las "reglas del juego". De esa forma sabrás qué estás cubriendo y qué no. Y solo así podrás valorar qué seguro te interesa más. Si quieres aprender más sobre estos detalles te recomiendo que leas la guía de los seguros para mascotas.

Las matemáticas de un seguro de mascotas

Para entender los números y ser conscientes, pongamos un ejemplo simplificado:

Imagina que Barkibu tiene 1.000 mascotas aseguradas, que pagan de media unos 200€ cada una al año. Estaría ingresando 200.000€ en total de todos esos pequeños miembros de la comunidad.

Imagina que ahora 300 de esos perros y gatos necesitan 150.000€ para pagar gastos veterinarios. Eso serían 500€ cada uno de media. Quizás no te parezca mucho comparado con lo que pagan todos anualmente. Pero piensa que de esas 300 mascotas unas 10 (poquitas, por suerte) han necesitado entre 5.000 y 10.000€ ese año. Una cantidad que si no estuviesen asegurados tendrían que pagar de su bolsillo, o lo que es peor, tomar una decisión muy complicada: eutanasia.

En resumen, de las 1.000 mascotas aseguradas esto sería lo ocurrido:

  • ¡700 mascotas sanas y felices! Con sus cuotas han contribuido a que los que lo pasaron mal hayan tenido un apoyo extra para pasarlo un poquito mejor.

  • 290 mascotas han recuperado lo pagado en su cuota porque han tenido unos gastos veterinarios similares a la cuota anual que pagan.

  • 10 perros y gatos habrán sufrido enfermedades o accidentes muy serios. Ha sido un año muy preocupante y lleno de malas noticias. La parte positiva es que sus humanos han podido darle los mejores cuidados sin preocuparse del coste. Y esto, en un mal año, es un soplo de aire fresco.

Como ves, los últimos son los que han logrado que el seguro de salud de sus mascotas sea super rentable. Pero también estoy seguro de que se cambiarían por el primer grupo sin pensarlo.

Algo importante que debes saber es que por ejemplo en Barkibu, a diferencia de otras aseguradoras, tu precio no sube por presentar un parte de reembolso. Consideramos que una vez asegurado estás en tu derecho de seguir disfrutando sin tener en cuenta tus condiciones particulares. El objetivo es siempre que el seguro funcione como comunidad para que todos individualmente podamos ganar.

¿Qué ocurre con la diferencia entre los 200.000€ que pagan los clientes y los 150.000€ necesarios para pagar los gastos veterinarios? Con esos 50.000€ restantes la empresa tiene que pagar sueldos de sus empleados, las oficinas, ordenadores y todo aquello que sea necesario. Y si luego hay beneficios, es lo que ganaría la empresa por gestionar los fondos que garantizan la salud de nuestros compis de cuatro patas.

Conclusión

Ahora que ya conoces los números que hay detrás de un seguro para mascotas, podrás entender mejor el por qué de muchas cosas. No solo durante la contratación sino incluso después, durante tu vida de cliente. Te recomiendo que le eches un vistazo al seguro de salud para mascotas de Barkibu. Si tienes cualquier duda, pregunta. Queremos ser transparentes contigo porque de esa forma todo será más fácil.

Todo lo que necesitas saber sobre seguros de mascotas

Descubre más

¿Qué encontrarás aquí?

¿Estás pensando en contratar un seguro? Descubre todo lo que necesitas saber sobre los seguros para perros y gatos.

7 recursos clave

Descubre más